Tratamientos de la madera con un éxito garantizado

En TRASANAM ofrecemos nuestro servicio profesional para la protección de las estructuras de madera frente a los diferentes agentes xilófagos, tanto tratamiento curativo como preventivo. Nuestros especialistas realizarán una inspección inicial, evaluarán el problema y le indicarán las distintas posibilidades para erradicarlo.

Termitas

Termitas

Carcoma

Carcoma

Agentes Xilófagos

Los agentes xilófagos son los organismos (insectos, hongos, moluscos y crustáceos) que degradan la madera; la palabra xilófago procede del griego, compuesta por “xilo” que significa madera y “fago” alimentación. Al alimentarse de los compuestos de la madera, el agente xilófago provoca su degradación, disminuyendo sus propiedades físicas y mecánicas y por tanto sus prestaciones. Los agentes bióticos destructores de la madera pertenecen tanto al reino vegetal (hongos xilófagos) como al reino animal (insectos xilófagos y xilófagos marinos).

La acción de los hongos se produce en la madera en contacto con el suelo, (postes, traviesas de ferrocarril, etc.), o por su humectación imprevista (cabezas de vigas en muros de fachada o baños). La acción de los insectos xilófagos se puede producir en una gran variedad de situaciones y de contenidos de humedad de la madera. Según su ciclo de vida y la forma de su ataque se distingue entre insectos de ciclo de larvario, insectos sociales y xilófagos marinos. Éstos últimos sólo actúan sobre la madera en agua de mar.

Organismos Xilófagos

Hongos cromógenos como los hongos del azulado. Especialmente importante en maderas recién cortadas antes de perder la humedad.

Hongos de pudrición. Aparecen en maderas con una humedad alta, entre 35-60%; destacan:

Hongos de pudrición blanca.
Atacan a los tres componentes de la pared celular produciendo pérdidas de peso muy considerables, madera de aspecto blanquecino con textura suave.

Hongo de pudrición parda o cúbica.
Atacan a la celulosa y dan lugar a una madera frágil con líneas cruzadas características.

Insectos xilófagos. Los más frecuentes en las maderas de edificaciones; pueden ser:

Insectos de ciclo larvario o coleópteros.
Atacan a la madera en su fase de larva, mientras dura su crecimiento, cuando llegan a la fase adulta perforan un hueco y salen al exterior; son las habituales carcomas; las más comunes son:

Anóbidos o carcoma común
Grupo de carcomas que producen orificios de salida de 1-2 mm, circulares. Es la más frecuente, atacando tanto a madera de muebles como de construcción.

Líctidos
Conocidos como “polilla de la madera” ataca madera de frondosas, y es muy habitual en los parquet de madera de roble. Los escarabajos son aplanados y alargados, pequeños (3-5 mm). Los orificios de salida son circulares de 1 a 2 mm; se diferencian de los anteriores que el serrín es muy fino como harina o polvos de talco

Cerambícidos
O carcoma grande, mucho mayores que los anteriores tanto la larva (20-30 mm) como el insecto adulto (10-20 mm) Produce galerías muy anchas (hasta 1 cm) y el agujero de salida es elíptico con un diámetro de 6 a 12 mm

Insectos sociales, Isópteros. Conocidos como termitas. Insectos sociales que viven en colonias y presentan una acusada división del trabajo. Atacan la madera desde el interior al ser lucífugas, creando galerías paralelas a la dirección de las fibras, dejando entre ellas tira de 1 a 2 mm sin degradar, con aspecto de “hojas de libro” Pueden destruir gran parte de la sección útil de la madera, y en ocasiones no se detecta el ataque hasta que la estructura cede o se derrumba total o parcialmente. Las habituales en nuestra zona son las termitas subterráneas del genero Reticulitermes.

¿Quieres saber más?

No dudes en llamarnos al 923 123 263 o rellena el siguiente formulario.

    trasanam

    ¿Necesitas ayuda?