Tratamiento de las termitas en madera

En TRASANAM ofrecemos tratamientos curativos como preventivos. Nuestros técnicos realizarán una inspección inicial, evaluarán el problema y le indicarán las distintas posibilidades para erradicarlo.

Existen diferentes tratamientos con los que combatir la plaga:

1. Tratamiento por cebos

2. Tratamiento de barrera química

¿Qué son las termitas?

Las termitas son insectos que generalmente viven en colonias bajo tierra. Estos insectos sociales se introducen en las estructuras sin ser detectadas a través de unas vías que están ocultas para el ser humano puesto que se abren camino en los muros y en los cimientos atacando directamente a la estructura de la vivienda. Buscan un hábitat óptimo para que su colonia siga creciendo y por lo tanto buscan lugares húmedos y donde encuentren alimentos.

En su hábitat natural, se trata de una especie con un papel realmente importante puesto que ayuda a la descomposición de las plantas muertas. Sin embargo, cuando invaden nuestro hábitat, se convierte en un problema como cualquier otra plaga y por lo tanto un peligro para nuestro bienestar.

Castas de Termitas

Dentro de cada colonia de termitas existen diferencias morfológicas entre los distintos grupos de individuos los cuales juegan diferentes roles dentro de la comunidad. Estos grupos son conocidos como “castas”, diferenciándose las siguientes:

Termitas

Termitas Obreras: Se trata de la clase de termita más numerosa de la colonia, más del 90%. Cómo su nombre sugiere, son las que se encargan del trabajo: todo lo relacionado con la alimentación de la colonia, la excavación de túneles, limpieza…

Termitas Soldado: Estas defienden la colonia de posibles ataques, por ejemplo, de hormigas. Su característica diferenciadora más llamativa son sus prominentes mandíbulas, aunque no todas las termitas soldados las poseen, algunas están equipadas con unas glándulas que producen secreciones tóxicas. No son especialmente abundantes, rara vez superan el 5% de la población.

Reproductores:

Termitas Voladoras o Aladas: Este tipo de termitas con alas son de color oscuro y tienen capacidad reproductiva. Cuando abandonan el termitero para aparearse pueden terminar estableciendo una nueva colonia.

Termita Reina y Rey: Una vez la termita se convierte en rey o reina juega un papel meramente reproductivo dentro de la colonia. De hecho, apenas se desplazan durante su vida, que puede llegar incluso a los 20 años.

Neoténicas: Se trata de miembros de la colonia que inicialmente son estériles debido a la producción de un tipo de feromona por parte de la pareja real. Sin embargo, si sucediera algo, y esta pareja desapareciera o muriera, las termitas neoténicas desarrollarán capacidad reproductiva, lo que permitiría sobrevivir al termitero.

Termitas
Termitas

Tipos de Termitas

Existen más de 2.000 especies de termitas en el mundo. En España las especies más comunes son:

Características de la termita

Si estamos buscando el tipo de especie de termitas es importante observar a los soldados y las termitas aladas. A continuación tenéis mayor detalle:

Termitas obreras: miden aproximadamente 0,6 cm de largo, tienen un color clarito y no poseen alas.

Termitas soldados: tienen cabezas alargadas con mandíbulas, son de color blanco cremoso.

Termitas reproductoras: son de color más oscuro y tienen dos pares de alas de igual longitud.

Las aladas: de color marrón oscuro casi negro y miden aproximadamente ¼ a ½ pulgada de largo con dos pares de alas de casi la misma longitud.

Comportamiento, hábitos y dieta

Las termitas subterráneas construyen sus nidos en el subsuelo, por lo tanto, la madera suele acumular tierra o barro dentro de los túneles que van haciendo para ir en busca de comida. Sin embargo, sólo se alimentan de madera blanda y celulosa. Su supervivencia depende del grado de humedad.

Reproducción

Cuenta con diferentes etapas hasta convertirse en adultas. Existe una reina por colonia que puede llegar a poner decenas de miles de huevos a lo largo de su vida, aunque no es la única que puede poner huevos, las reproductoras también lo hacen en colonias que ya están establecidas.

Signos de infección

Las principales causas de infestación de termitas subterráneas son las temperaturas cálidas y las abundantes precipitaciones puesto que enviaran fuera de su colonia las termitas aladas. Estas termitas aladas también son reproductoras, por lo tanto si observa que dentro de su vivienda o en el exterior hay este tipo de termitas es un signo de posible infestación. Es importante contactar con profesionales de esta plaga para confirmar si existe una actividad y poder prevenir o actuar en caso de necesidad.

Características de la termita

Existen varios tipos de termitas, pero una forma de identificarlas es por su tamaño, midiendo 1,3 cm a 1,6 cm el cuerpo del rey y de la reina, unas ninfas de 1,56 cm y unas termitas soldado que pueden llegar a medir 2 cm de largo.

El color del rey y de la reina suele ser marrón café mientras que el de las ninfas tienen un color más pálido. Dentro de la colonia, no existen termitas obreras puesto que las ninfas y las termitas inmaduras se encargan del trabajo correspondiente a las obreras.

Comportamiento, hábitos y dieta

Uno de los comportamientos más característicos de las termitas de la madera húmeda es que no entran en contacto con el suelo y por lo tanto, tampoco tienen la necesidad de crear túneles que les lleve al subsuelo. Se alimentan del interior de la madera, de sus granos y aún más si esta descompuesta.

Los excrementos sirven para sellar el nido de la colonia y así evitar cualquier entrada de aire que pueda alterar su hábitat, es decir para evitar que la madera se seque.

Reproducción

En cada colonia existe un rey y una reina que previamente han sido termitas aladas y que al perder sus alas, la hembra encuentra un lugar donde la madera húmeda es la adecuada para construir su nido.

A pesar de que la reina produce una cantidad de huevos relativamente baja, si encuentra unas condiciones idóneas para su desarrollo, la colonia puede llegar a tener un tamaño grande. Las colonias de estas termitas suelen ser pequeñas, pero en condiciones ideales, pueden llegar a ser grandes.

Signos de infestación

Puesto que la termita de la madera húmeda no tiene contacto con el suelo y por lo tanto no construye galerías, los daños no suelen ser visibles a la vista del ser humano.

Aun así, la presencia de alas de las termitas reproductoras cerca de zonas donde podría encontrarse una infestación pueden ser un signo de infección.

La presencia de excrementos, que parecen gránulos de la madera, debido a que la madera se ha ido secando y los excrementos usados para sellar posibles entradas de aire se desprenden de la pared de la madera debido a la falta de adhesión por una disminución de la humedad en la madera

Características de la termita

la ausencia de termitas obreras es una de las características de las termitas de madera húmeda. Esta especie mide aproximadamente 1,2 cm de largo y cuentan con un par de alas pigmentadas en la parte externa de las alas delanteras. Además, estas pierden sus alas rápidamente después y cuando mueren no tienen alas mientras que la termita subterránea si puede o no tener alas cuando mueren. Tiene unas mandíbulas que son casi del mismo tamaño que su cabeza. En general, suelen ser mas grandes que las termitas subterráneas.

Comportamiento, hábitos y dieta

Las termitas de madera seca crean sus colonias en maderas, sin necesidad de conectar sus colonias con el subsuelo. La mayoría de las veces se encuentran en la madera de los áticos, en las vigas de madera por ejemplo. Además, para su desarrollo no precisan de zonas húmedas. Se alimentan de la madera y ocasionalmente de celulosa.

Reproducción

Las ninfas sufren entre cuatro a siete instar (mudas de tegumento del insecto) antes de convertirse en adultas. A su vez, las termitas reproductoras vuelan con el fin de formar nuevas colonias tras aparearse.

Signos de infección

Las termitas de madera seca producen unos excrementos que son expulsados de los túneles, tienen forma hexagonal y miden 1 mm de largo. La acumulación de excrementos forman unos montículos, esto es un signo de infección. Sin embargo, ese montículo puede llevar tiempo allí y puede inducir a error en cuanto a la actividad de la colonia. Es importante contactar con profesionales de esta plaga para confirmar si existe una actividad.

Exterra

1. Tratamiento antitermitas por cebos

El sistema EXTERRA con cebos puede considerarse como un enfoque de lucha anti-termitas ofensivo y activo: los portacebos permiten detectar las termitas donde viven y eliminarlas, a veces incluso antes de que hayan comenzado a degradar los elementos en madera de la construcción. Y, lo más importante, el sistema permite eliminar la totalidad de la colonia a través de la ingestión del cebo.

El sistema EXTERRA está basado en tres claves básicas:

Interceptación de las termitas:
Para poder colocar cebos a las termitas primero es necesario interceptarlas en puntos bien seleccionados. Estos puntos pueden localizarse en la tierra alrededor del edificio o bien dentro del edificio sobre tierra. En los puntos seleccionados se colocan los Portacebos EXTERRA y en éstos se situan trozos de comida no tóxica, llamados interceptores. Una vez que las termitas, aunque no sean numerosas, ingieren la comida, es decir, son interceptadas, empieza el proceso de poner los cebos infestados en el portacebos.

Evitar molestar a las termitas:
A las termitas les disgusta ser molestadas y pueden incluso abandonar el portacebos si durante los trabajos de inspección o mantenimiento del cebo se las molesta. EXTERRA está diseñado para poder monitorizar el cebo y los interceptores sin necesidad de extraer el portacebos, asi como añadir cebo sin necesidad de retirar los interceptores del interior del portacebos.

Elección del tóxico correcto:
La mejor estrategia es la elección de un tóxico de acción lenta para evitar que las termitas asocien el cebo con la muerte de sus compañeras y dejen de ingerirlo. Si la acción es lenta, las termitas extenderan el cebo por toda la colonia.

Una vez realizado el tratamiento y eliminada la colonia, se mantienen los cebos bajo tierra durante un período de 5 años y se realiza una vigilancia dos veces al año para controlar la zona tratada.
Exterra
Instalación de portacebos Exterra Station con interceptores bajo tierra.
Exterra
Instalación del portacebos Exterra Station sobre tierra y con el ataque ya de las termitas.
Exterra
En su paso de vuelta a la colonia, las termitas han encontrado un portacebos y se alimentan del interceptor.
Exterra
Es el momento de aplicar el cebo con Labyrinth AC. Las termitas se alimentan del cebo, que les resulta más atractivo aún que los interceptores.
Se han eliminado las termitas del edificio y de la tierra. Los portacebos bajo tierra se preparan para interceptar posibles nuevas colonias.
Exterra
Una vez eliminada la colonia, los portacebos Exterra sobre tierra serán eliminados y no se repondrán.
Tratamiento antitermitas

2. Tratamiento de barrera antitermitas

Este tipo de tratamientos anti termitas tiene dos objetivos, de un parte proteger las estructuras de madera que puedan ser atacadas por las termitas y/o crear una barrera interna y externa al edificio para impedir el acceso de las termitas al mismo o eliminar el termitero si se encuentra en la zona tratada del edificio.

Estos tratamientos son extremadamente laboriosos ya que si alguna zona no es tratada con la intensidad necesaria las termitas pueden “puentear” esa zona y acceder a otras áreas del edificio continuando con su acción destructora.

Mecánica del tratamiento

El tratamiento químico consiste en la impregnación total con un producto insecticida y fungicida especial anti termitas. Este producto, aplicado a presión, se inyecta a través de tacos especiales colocados en la madera. Este procedimiento permite alcanzar una penetración total, independientemente del ancho de la sección de la pieza de madera, ya que el producto inyectado se distribuirá en el interior de las piezas a través de los conductos naturales de la propia madera (vasos, radios, etc). Cuando las termitas intentan acceder a las zonas tratadas entran en contacto con el insecticida y mueren al ingerir la madera.

Además y con el fin de evitar el ascenso de las termitas desde el termitero, situado en el subsuelo, a la estructura del edificio se realiza una barrera química en los suelos y muros de la planta baja de forma que se crea una zona protegida en toda la superficie del edificio.

Para la ejecución de esta barrera, se introduce en el suelo un insecticida específico mediante orificios realizados en el mismo y que permitan alcanzar cierto nivel de profundidad más allá de los cimientos. En las paredes, tabiques y muros maestros se inyecta también el insecticida a través de válvulas adecuadas al paramento a tratar.

Es muy importante en esta mecánica de tratamiento anti termitas asegurar que todas las zonas se quedan perfectamente protegidas, por eso es necesario realizar los taladros perimetrales a doble cara.

Durante el tratamiento el personal técnico tiene que contar con los equipos de protección personal adecuados para estos trabajos y se tiene que establecer un plazo de seguridad en el que ninguna persona pueda acceder a las zonas tratadas en los plazos fijados por las autoridades competentes.

¿Quieres saber más?

No dudes en llamarnos al 923 123 263 o rellena el siguiente formulario.

    trasanam

    ¿Necesitas ayuda?